Cierra el círculo

Tu cerebro necesita estar tranquilo, no lo martirices dejando cabos sueltos.  Cierra siempre el círculo; si alguien te pide una cita: coge la agenda y busca día, si tienes una idea: anótala,  si tienes que llamar a alguien: llámalo, si quieres recordar cosas: haz una lista…

El cerebro funciona como tu ordenador, si le ocupas la RAM con aplicaciones de dudosa utilidad, va más lento y su rendimiento cae en picado.

No ocupes tu cerebro inútilmente, si lo dejas tranquilo verás como serás mas creativo y efectivo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *