«

»

Sep 29

Actitudes productivas (I): Optimismo

optimismoConseguir un estado mental adecuado es imprescindible para ser más productivo, los días grises nos restan efectividad, son perezosos, negativos, pesimistas…, así, una de las mejores actitudes para potenciar tu productividad es ser optimista.

Algunos estudios apuntan que los seres humanos somos optimistas por naturaleza, aunque esto se ve afectado por nuestro instinto de supervivencia, que, de un modo inconsciente, nos hace anticipar los problemas, reduciendo con ello este optimismo natural del que disponemos. Pero más allá de nuestra predisposición genética al optimismo o pesimismo, lo que está totalmente demostrado es que podemos entrenarnos mentalmente para mejorar nuestra actitud.

No es difícil, hay algunos consejos que te ayudarán a potenciar tu optimismo:

  • Cambia tu pensamiento: pasa del problema a la solución, dedica energía a pensar en la solución, no la malgastes preocupándote o dándole vueltas al porqué ha pasado esto o lo otro.
  • Confía en ti mismo: si no lo haces tú, ¿quien lo hará?. Casi siempre hay algo que tu puedas hacer, y si no lo hay… asume que no puedes hacer nada y deja de darle vueltas, céntrate en algo en que si puedas influir.
  • Proyecta lo bueno: visualiza lo que puedes conseguir o aprender con cada situación complicada. Dependiendo del caso, también es bueno proyectar lo peor que te podría pasar y, muchas de las veces, acabarás viendo que no se va terminar el mundo, por muy fea que esté la situación en este momento.
  • Prémiate: lo has hecho bien… pues date un premio o, simplemente, anímate a ti mismo…

Siguiendo mínimamente los anteriores puntos te sentirás más optimista, aunque, y antes de terminar, un aviso… como todo lo bueno, también hay un lado malo, el optimismo desenfrenado puede llegar a ser un problema ya que nos puede proporcionar una visión distorsionada de los acontecimientos, provocándonos problemas o haciéndonos asumir riesgos innecesarios. En lo que a productividad se refiere, puede llevarnos a comprometernos en plazos no realistas, fijar objetivos demasiado ambiciosos, o bien, no medir correctamente las necesidades de cada tarea o proyecto. Por lo tanto, el optimismo es imprescindible para ser más productivo, pero no pierdas el norte.

Este post ya lo han leido 8806 veces!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

2 comments

  1. antonio gonzalez

    Hacer lo que se tiene que hacer es una actitud optimista, (Si tu dia de ayer se parece al de hoy; el de mañana sera igual o parecido), somos parte de la creacion; …..pues a crear! Identicate cuando estas en la zona de comfort, y sal de ahi lo antes posible y ! muevete!

  2. Olmo Axayacatl

    Los días que estoy optimista son más sencillos y los días que ando negativo son más complicados. Solo que a veces las emociones nos dominan y es imposible tener siempre buenos días, así que cuando sean buenos hay que aprovecharlos y cuando sean malos hay que aguantar el embate. Me agradó la entrada. Saludos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>