Actitudes productivas (III): Proactividad

No podría terminar la serie sobre las actitudes productivas sin hablar de LA ACTITUD (en mayúsculas): la proactividad.

Ésta, popularizada por Stephen R. Covey en Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas, es clave tanto para afrontar los cambios necesarios para ser más productivo, como para maximizar tu productividad cada día. Pero aún va más allá, ya que también es imprescindible para que tu vida sea mucho más satisfactoria.

Resumiendo muchísimo, esta actitud consiste en no quedarse pasivo delante de la vida, debes tomar el control, coger la iniciativa y asumir tu responsabilidad para que las cosas fluyan hacia donde te has propuesto.

Por eso, en primer lugar, debes determinar cual es tu propósito, porque si no sabes lo que quieres, no sabrás ni como empezar, después, se trata de ponerle energía, ganas y provocar movimiento. La resignación y las excusas son enemigos de la productividad, en cualquier momento o situación, debes poner de tu parte, no debes eludir tu responsabilidad.

Mucho se ha escrito sobre la relación entre proactividad y productividad, así que para no repetirme, os dejo tres artículos que tratan esta actitud en el entorno de la productividad personal; para quien quiera profundizar.

Los tres, son expertos y referentes en productividad personal, y con sus escritos sitúan la importancia de la proactividad de este campo.

Comentarios

  1. dice

    Totalmente de acuerdo. La actitud es poderosa. Muchas veces nos quedamos pasivos, lamentándonos de cómo nos va, echándole la culpa a otros o a las circunstancias, cuando en realidad las CIRCUNSTANCIAS SE CREAN, Y SOMOS RESPONSABLES DE LO QUE NOS PASA. Se trata sólo de entablar un COMPROMISO CON NOSOTROS MISMOS, con nuestro proyecto, con nuestra tarea, y hacerlo, luchar por ello.

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *