¿Han evolucionado tus reuniones? (1)

reuniones1Las nuevas tecnologías, que nos aportan un amplio abanico de herramientas para la comunicación/colaboración entre equipos, y también la forma y los requisitos de muchas nuevas empresas, han provocado cambios en nuestra manera de entender y llevar a cabo las reuniones, éstas han evolucionado en pro de la efectividad, dejando atrás viejos hábitos que las convertian en claras amenazas para la productividad de nuestros equipos.

A pesar de esto, creo que aún hay bastantes empresas donde no se ha cuestionado ni evolucionado suficientemente esta herramienta y siguen ancladas en tipologías de reuniones de antaño.

Hay unos tipos de reuniones, muy útiles, que de incorporarlas en la gestión de nuestros equipos, favorecen el trabajo colaborativo, el seguimiento y cumplimiento de objetivos. He aquí algunos ejemplos:

Reuniones de pie: reuniones diarias de 10 minutos, justo al empezar la jornada donde todos los participantes exponen los progresos en sus tareas y los objetivos para el día. Se realizan de pie, porque así se fuerza su brevedad.

Reuniones de viernes: utiliza la ultima hora de la jornada para hacer una reunión ‘distendida’, introduce un poco de comida, con algunos dulces o, si eres más lanzado, algunas cervezas. Para hablar de todo y de nada en concreto, pueden ser reuniones muy fructíferas: ya sabemos que las mejores ideas surgen cuando relajamos el cerebro de la tensión diaria. Invita a que todos hablen de algún éxito de la semana, después de esto favorece que la conversación fluya de manera aleatoria como por ejemplo hablando de lo que haréis el fin de semana.

Reuniones periódicas entre los responsables de distintos equipos o departamentos: es frecuente la incomunicación entre departamentos, causando que determinados proyectos avancen en líneas paralelas o incluso contrarias. Fijar reuniones rápidas (30 minutos) semanales entre estos, ayuda a concretar avances, agendas y objetivos.

Estos son solo unos pequeños ejemplos de reuniones que se están popularizando cada vez más, tienen en común que son altamente efectivas y permiten mantener a los equipos en constante movimiento. Se trata de ampliar la visión y romper los moldes de lo establecido, pruébalo y verás como ganas en efectividad.

En el próximo post, enumeraremos algunos consejos para mejorar el rendimiento de éstas reuniones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *