¿Estás perdido? Puntos clave para desencallarte.

planPor muy planificadas o controladas que acostumbres a tener las cosas, también puedes pasar por periodos de desorientación, todos somos humanos, y hay muchos factores (internos o externos) que pueden llegar a perderte, tu capacidad de concentración se dispersa, tu productividad baja y no sabes muy bien el motivo, lo cierto es que quieres pero no puedes. Va pasando el tiempo y en lugar de volver a focalizarte te pones más nervioso porque ocurre justo lo contrario, solo ves una bola de nieve que se va haciendo cada vez mayor…

En estos casos, lo mejor para recuperar el control es respirar e intentar seguir estos pasos:

  • Determina que es lo que te está afectando, a veces no esta muy claro y cuesta de definir o concretar. Debes sincerarte contigo mismo, apunta en una lista posibles causas y dale un peso a cada una. Así aislarás cuales son las preocupaciones que ocupan tu cerebro y evitan que estés a pleno rendimiento. Normalmente hay un tema de preocupación principal, lo que pasa es que, en estas situaciones, otros problemas menores crecen a la sombra de este, conformando una nebulosa que te impide ver con claridad…
  • Busca la solución. Como siempre: fácil de decir, difícil de hacer. Pero una vez diagnosticada la causa/s principal/es deberás coger el toro por los cuernos e ir a por ella. Es útil coger perspectiva, situar exactamente donde está el problema, y analizar posibles soluciones. Pedir ayuda para objetivar también es muy recomendable.
  • Crea un plan. Cuando ya has determinado el problema y cual puede ser la solución, traza un plan, con sus plazos, metas y objetivos.

No siempre se puede mantener un rendimiento óptimo, así que empezar por asumir que pueda haber fluctuaciones en nuestra productividad, ya es un gran paso para no perder el norte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *