Registra tu tiempo para mejorar tu productividad.

registro de tiempoUn ejercicio interesante para mejorar tu productividad es establecer un período donde registres todas tus acciones y la duración de estas. Todos somos diferentes por lo que lo mejor que puedes hacer es conocerte. Con este conocimiento podrás optimizar tu planificación, o como mínimo tendrás una estimación objetiva de cómo inviertes tu tiempo.

Es probable que la percepción que puedas tener del tiempo que te ocupan determinadas tareas sea muy distinta de lo que realmente es. Seguramente descubrirás que durante el día haces cosas que ni tan solo eres consciente que haces y además te ocupan un alto porcentaje de tiempo, mientras tu piensas que su peso es realmente pequeño (por ejemplo las llamadas por teléfono…).

Así que, conviértete durante una semana en un registrador metódico de tu propio tiempo, lleva contigo una libreta, registra la duración de todo lo que hagas y agrúpalo por categorías generales.

Una vez hecho, analízalo fríamente, probablemente habrá cosas que te sorprenderán y esto te ayudará a cambiar algunos hábitos que tienes adquiridos.

Algunos ejemplos que pueden emerger durante este ejercicio, es el valor real del tiempo que te ocupan las interrupciones (llamadas), o de las distracciones (Whatsapp), o del café de media mañana o también de los lapsos de tiempo en los que tienes que esperar a un cliente, o si una reunión se retrasa…

De esta manera, siendo consciente de todo esto, podrás gestionarlo, verás que si agrupas las llamadas en un determinado momento eres mas efectivo, verás que si cierras las notificaciones de Whatsapp el mundo sigue dando vueltas igual, o también, otra cosa muy útil… verás que llevar siempre encima un ‘kit’ para tiempos muertos (artículos para leer, documentos para corregir…) te ayudará a hacer productivos estos minutos que hasta el momento eran solo tiempo perdido.

No es necesario que cada mes lleves el registro durante una semana, es solo un ejercicio para tomar consciencia de lo efectivo que eres con tu tiempo, así que haciéndolo una vez a año es suficiente…se trata de ir conociéndote poco a poco e ir ajustando tu productividad.

Comentarios

  1. dice

    En lo personal creo que resultaría un tanto complicado anotar con exactitud cada actividad realizada durante el día porque algunas solo consumen unos segundos. Por ejemplo, si estoy leyendo un artículo y entra un Whatsapp entonces lo respondo en uno 10 segundos, que sería el mismo tiempo que ocuparía después para anotar esa actividad.

    Por esta razón me parece mejor utilizar esta técnica que mencionas para una actividad específica. Por ejemplo, si quisiera saber cuanto tiempo invierto al día en escribir artículos, de modo que tuviera valores para así tener un punto de partida y comenzar a ser más eficiente.

    • Jordi Fortuny Baduell dice

      Cierto que quizá sea más práctico limitar el registro solo en la parte laboral de tu día o en una actividad específica, en todo caso depende de uno mismo decidir hasta donde llega con el registro.
      Gracias por el comentario y saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *