El empowerment implícito en GTD

Leyendo y releyendo el libro de David Allen, siempre se encuentran pequeñas perlas delante las cuales vale la pena reflexionar y profundizar un poco más de lo que hace el libro.

En este caso, me ha llamado la atención el final del capítulo dedicado a The Power of the Next-Action Decision, donde se hace referencia a la potencia que tiene decidir cuál va a ser la próxima acción que haremos; al empowerment que proporciona esta parte del proceso que lleva implícito GTD.

Este es uno más de esos elementos tan característicos y frecuentes en GTD: extremadamente simples a primera vista pero con tantas y tan importantes implicaciones.

Efectivamente parece simple, de hecho y en realidad, siempre estamos haciendo cosas, con lo que a priori el titular no es muy impactante. La cuestión está en si nos paramos un momento y nos preguntamos ¿hacemos las correctas, o nos dejamos arrastrar?

Seas practicante de GTD o no (especialmente si no lo eres) ¿te has preguntado con qué criterios escoges la siguiente acción? Saltas de un incendio a otro, de una interrupción a otra, o bien, y lo más importante en lo que respecta tu potencial, dejas de hacer cosas ¿porque tú no puedes?

¿No puedes? ¿No te apetece? ¿O no quieres y no lo sabes? ¿Utilizas frecuentemente el no puedo? ¿Adoptas el rol de víctima frente a tu día a día?

Probablemente sea así, aunque también estoy seguro que no lo haces conscientemente; he aquí la importancia que tiene decidir activamente la siguiente acción. Este simpe hecho, implica que das por sentado que puedes hacer algo activamente, es por eso que preguntarse cuál es la siguiente acción fuerza que te desencalles, dejes el rol compasivo y seas proactivo con tu vida.

La pregunta ¿cuál es la siguiente acción? obliga a movernos y salir de la autocomplacencia. Todos tendemos a evitar salir fuera de nuestra área de confort, no nos gustan los cambios, así que es más cómodo pensar que no podemos hacer nada al respecto. Como dice Allen, tú eres el capitán de tu barco, así que no rehúyas de esta responsabilidad.

And that makes things happen

Y por último, no olvides otorgarte el mérito al finalizar una acción. Las cosas suceden porqué si, ¿o porque algo has hecho tú? También es importante disfrutar de este sentimiento de victoria.

photo credit: happy little guy via photopin (license)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *