Y se termina otro año lleno de efectividad…

Algo aprendí en verano: que las vacaciones son para descansar y esta vez no voy a tropezar con la misma piedra.

Estos días capturaré más que haré, y si se tercia, procrastinaré un poco. Porque al fin y al cabo… una buena efectividad también nos debe permitir disfrutar más y mejor de lo bueno ¿no?

Así que aprovecho el post de esta semana para desearos lo mejor para el próximo año y que disfrutéis siempre al máximo.

 ¡Feliz Navidad!

Felices fiestas 2016

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *