#100palabras de efectividad

He aquí el primer post de una nueva categoría del blog. Se trata de 100 breves descripciones (limitadas a unas 100 palabras) que publicaré semanalmente. Tratarán de varios conceptos básicos en efectividad/productividad personal. Un 100 x 100 de efectividad centrada en personas, tanto por ser 100 descripciones con 100 palabras, como por su puro contenido en efectividad.

Creo que puede ir bien hacerlo, y es que a veces tengo la sensación que nos olvidamos de lo importante que es asentar el conocimiento de lo más básico para entender lo más complejo. Si no construimos sobre una base sólida, nuestro aprendizaje  siempre será deficiente.

Dicho eso pues, vamos al grano, y no podemos hacer otra cosa que empezar por el principio: Eficiencia, eficacia y efectividad.

Tres palabras clave, ampliamente utilizadas, aunque no siempre bien utilizadas. Puntualizar que la siguiente definición no es la académica, sino que sería la más adecuada o entendedora en lo que a efectividad/productividad personal se refiere.

Así, la eficiencia tendría que ver con hacer bien las cosas, optimizando la relación recursos empleados/resultado obtenido. La eficacia seria hacer las cosas correctas, o sea, hacer lo que toca para conseguir el resultado deseado. Y finalmente, la efectividad, que sería la confluencia de las dos anteriores: hacer bien las cosas correctas. Es por eso que la palabra efectividad es tan importante, si somos efectivos lograremos lo que queremos (resultados) con el uso óptimo de nuestros recursos (haciendo y preocupándonos por lo que toca).

Si queréis profundizar os recomiendo leer este post de José Miguel Bolívar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *