#100palabras de efectividad: truco

Si hace unos días hablábamos de GTD como una metodología completa para mejorar nuestra productividad, no podemos obviar otra palabra muy frecuente en el universo productivo: los trucos.

Si googleais acerca de productividad veréis que es muy frecuente encontrarse con variopintos listados de trucos o hacks para mejorarla. Es por eso que he considerado interesante incluirla en la serie.

De hecho, si despiezamos cualquier metodología, nos puede quedar un conjunto de trucos que también pueden significar una cierta mejora en nuestra productividad incluso aplicándolos fuera del contexto de la propia metodología. Aunque haciéndolo así, los resultados son mucho menores.

No sabría como categorizarlos, malos no son, pero la panacea tampoco. Creo que son útiles, y más en casos críticos, donde una pequeña mejora puede tener un impacto muy notable, y más especialmente, si detrás del truco, hay un hábito y este se fija correctamente. Pero pocas veces cerraran el circulo de tu productividad.

Y en este caso, me van muy bien un par de definiciones académicas de truco:

  • Procedimiento ingenioso o hábil para conseguir algo.
  • Trampa astuta o ingeniosa para conseguir un beneficio.

¿Es algo en pro de nuestra eficiencia o realmente nos estamos haciendo trampa?

Puede que el truco sea el camino fácil si tenemos miedo a comprometernos a algo o más, o no, puede que sea una solución suficiente para lo que uno busca. Cada uno sabrá la definición que escoge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *