#100palabras de efectividad: foco

La semana pasada tratábamos de las interrupciones, pues hoy le toca al foco, el principal damnificado de éstas.

Y es que para ser productivo, no hay otro secreto que centrarse en lo que se está haciendo.

Me encanta la frase de Bruce Lee: The successful warrior is the average man, with laser-like focus.

Así de la capacidad de centrar nuestra atención en lo que estamos haciendo (foco), dependerá que seamos más o menos productivos. De esta atención también dependerá el resultado de lo que estamos haciendo. En otras palabras, de nuestro foco depende en buena parte la calidad y la cantidad de nuestro trabajo.

Debemos superar ya el mito de la multitarea. La única manera de hacer, y además hacer bien, es concentrarse en lo que estamos.

Es importante pues, aislarnos de interrupciones y de cualquier cosa que pueda distraer nuestra atención. Debemos procurarnos espacios, físicos y mentales, que nos permitan concentrar la atención, con la intensidad de un láser, en lo que estamos haciendo. Y digo físicos y mentales, pero pienso sobretodo en los mentales, porque al final, encontrar un rincón tranquilo es fácil, lo que es difícil es encontrar este rincón en nuestra mente y estar despejados de dudas, miedos, preocupaciones, etc.

Prácticas como el mindfulness pueden ayudarnos, pero sobretodo, son las propias metodologías de productividad, como GTD, que nos permiten liberar nuestra mente del estrés y así poder lograr una alta capacidad de foco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *