Estaría bien…

Estaría bien hacer esto, estaría bien probar aquello, estaría bien ir a tal sitio, estaría bien llevar a cabo esta idea tan genial…

Cuántas cosas se diluyen en el fragor del día a día o simplemente se van por el desagüe de la inacción. Qué lástima… ¿no?

Pues no. Está en tu mano no conformarte. Dejar de pensar que la vida es así y hacer algo al respecto. Abandona ya el formato condicional, conviértelo en presente.

Tienes recursos para poder hacer lo que te propongas, no es difícil, en serio. Te doy una pista del proceso: cazarlo, aterrizarlo, darle forma, tenerlo preparado para cuando llegue el momento oportuno, y hacerlo.

Y con esta breve reflexión, os dejo hasta septiembre ¡nos vemos a la vuelta de vacaciones! Aquí estaremos, con más y mejor.

Gracias a todos por estar ahí, os deseo que tengáis unos buenos días de descanso. 🙂

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *