excursionistas en un camino frente a una montaña

Puedes mejorar tu efectividad pero… ¿te lo crees?

La efectividad es una competencia, y por lo tanto, su mejora es un camino. Todo cambio requiere de un tiempo. Es normal pasar por etapas donde te sientes abrumado. Cosa totalmente lógica, ya que te estás moviendo fuera de tu zona de confort.

Y durante este camino, puede que tengas que cruzar algún campo de minas, donde éstas, serán tus creencias limitantes.

Cómo se define en la wikipedia, ​una creencia es «el estado de la mente en el que un individuo supone verdadero el conocimiento o la experiencia que tiene acerca de un suceso o cosa» «básicamente creer significa “dar por cierto algo, sin poseer evidencias de ello”»

Dar por cierto algo, sin poseer evidencias de ello…

Así es, arrastramos creencias acerca de todo lo que nos rodea. Algunas pueden tener una influencia positiva en nosotros, otras, por el contrario, son un obstáculo. Sin lugar a dudas, creer que puedes, suele ayudar más que creer que no puedes.

Y el desarrollo de tu efectividad no está libre de creencias limitantes, todo lo contrario. Será porque me dedico a esto, y se me hace más evidente. Pero en verdad creo que el catálogo de creencias limitantes en este caso es mucho más extenso que el que hay en otras parcelas.  

La mayoría de las creencias provienen de generalizaciones. Creencias que van desde el «yo soy así y así seguiré» a «la culpa es de los demás o de cualquier otra cosa». Esto es para gente ordenada, para «techies», mi tipo de trabajo es así y no se puede hacer nada, o bien, no paran de interrumpirme, mi jefe no me deja trabajar o este ordenador va lento.

Puede que tú «teórica incapacidad» haga el camino un poco más lento. Lo mismo que puede pasar con «los demás», que ahí están y ahí seguirán. Pero esto, en ningún caso es un impedimento para actuar, para aprender. Nadie ha dicho que sea fácil, pero tampoco es difícil y mucho menos imposible.

Empieza ya, centrate en tu área de influencia y actúa. Si actúas de manera distinta a como lo has hecho hasta ahora, verás nuevos resultados. Esta es la mejor forma de construir nuevas creencias. En este caso, creencias que te ayudarán a mejorar. Sustituye creencias limitantes por creencias en positivo. Pasa del esto no es para mí, al es para mí y lo voy a lograr con un poco de esfuerzo.

Toma consciencia que son creencias y no realidades. No hace falta un acto de fe ciega, sólo darle una oportunidad y probarlo. Verás como el muro se va cayendo.

Comentarios

  1. Josué dice

    Excelente. Es necesario aceptar la realidad, actuar en nuestra zona de influencia y cambiar creencias. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *