La revisión semanal en GTD, hábito crucial

«Three things to do at the end of your week: Get clear, Get organized, and Get creative». Esta es una de las maneras que con las que David Allen introduce uno de los hábitos cruciales de GTD: la revisión semanal.

La revisión semanal es un proceso importante, y sinceramente, un hábito de los que se compone GTD que normalmente cuesta más de adquirir.

En mi opinión, cuesta porque significa desacelerar para pensar. Estamos una vez más ante la ancestral (y ya cansina) lucha entre lo importante y lo urgente. Parar un par de horas a la semana para reflexionar… uff, con todo lo que tengo que hacer… mejor voy haciendo y ya reflexionaré otro rato.

La situación también me recuerda mucho a mi experiencia personal cuando decido salir a hacer deporte… con lo bien que se está en casa, vaya pereza, cambiarse, salir a pasar frio o calor y a cansarse. Sé que es bueno para mi salud, sé que si no lo hago lo voy a echar en falta, sé que cuando estoy en ello no me da pereza hacer un par de kilómetros más, sé que la satisfacción que tengo en el cuerpo cuando llego a casa y entro en la ducha es indescriptible. Pero aun así cuesta ponerse a ello.

Con el paso del tiempo, vamos encontrando nuestra situación ideal para llevar la revisión a cabo. En buena parte, crear una especie de ritual ayuda a consolidar el hábito. Allen recomienda llevarla a cabo al final de la semana, pero no tiene por qué ser así, cada uno puede tener sus preferencias, por ejemplo, respecto el cuándo y el dónde de su revisión. Ten en cuenta que debes disponer de un mínimo de energia mental a la hora de realizarla.

Lo importante es hacerla de manera completa (en este post te cuento el proceso), dedicándole los recursos necesarios, sin escatimar. De hecho, es buena práctica empezar por reservarse en el calendario espacio suficiente, como si una reunión más se tratara.

Volvamos a las tres G que nos propone Allen para ver que nos aporta y porque es tan importante.

La revisión semanal nos permite, como he leído en algunas ocasiones, estrenar GTD cada semana. Esa sensación de satisfacción que surge cuando terminas de hacer deporte, es el equivalente a la sensación de control que te proporciona la revisión semanal.

Fundamentalmente nos permite mantener la fiabilidad de nuestro sistema. Lo que no se revisa no es fiable (¿os subiríais a un coche al que no se le hace ningún tipo de mantenimiento?) Nos permite tenerlo actualizado y que esté completo. Estos son los Get clear y Get organized.

Y nos falta el Get creative. La que quizá sea la parte menos clara. De hecho yo lo veo más como una consecuencia de la revisión, que no como una fase de ella propiamente. La creatividad en la revisión surge de los otros «Get». No es raro que al pasar por nuestras listas se nos ocurran y capturemos nuevas cosas, o bien, que desde la revisión de la lista algún día/tal vez, y motivados por la claridad y sensación de control del momento, nos sintamos «valientes» para empezar con algo nuevo. También puede pasar que, la visión global sobre todos nuestros asuntos y perspectiva que nos proporciona la revisión «piquen» a nuestro yo más creativo.

Si estás en el camino de adquisición de GTD, no menosprecies el valor de la revisión semanal, supera cualquier posible pereza inicial y disfrútala. Y por cierto, alguna revisión semanal, aunque no sea todas las semanas, es mejor que ninguna! 😉

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *