mercadillo tienda china

¡Vamos a venderlo todo!

A raíz de este post de Daniel Grifol, me he dado una vuelta por ciertas webs. Webs maravillosas, de estas que te solucionan todos los problemas. En mi opinión, webs donde el propósito de vender supera con creces el propósito de aportar un valor real y duradero. Donde la ambición para hacer crecer la lista de suscriptores/followers supera con creces la ambición de producir contenido de calidad. Sólo hace falta observar en ellas el, ya cansino, típico «guión» que seguro que reconoces aquí.

Yo tengo un blog porque me divierte, y porque aprendo con él, y honestamente, porque me gusta ayudar. En él, hay post más acertados, otros menos; también hay post desafortunados. Pero en definitiva mi web es un blog «per se». No entiendo como se puede priorizar una «landing page» al blog, que queda relegado a ser una categoría más del menú.

Te decía que no lo entiendo. No es del todo cierto. Si quieres un buen SEO, los «manuales» dicen que también tienes que tener un blog. Pues nada, se hace un blog.

Pero lo importante es la «landing», que es para vender. Así que si entras por una landing, ya sabes lo que te vas a encontrar. Repito que es mi opinión personal y que podría estar equivocado. Además, tampoco soy experto en marketing digital. Únicamente te describo las sensaciones que tengo.

¿Todo el montaje de newsletters, eBooks gratis & co, a que obedece? A pillar tu dirección de correo; aunque la promesa previa sea la de «soluciones para toda la vida». La conversión normalmente es muy baja. Así que para vender algo se necesita «disparar» muchos emails.

Lo que ha pasado con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) ha sido curioso. Las listas de suscriptores han disminuido sustancialmente. Y ha habido un par de comentarios frecuentes. Desde el punto de vista del usuario el «mira que bien, he hecho limpieza» y desde el punto de vista del propietario de la lista: «que bien, se quedan los que realmente les interesa lo que digo».

Pues sigo sin entenderlo. Si confías en que tu contenido es de calidad, la gente ya te encontrará y tendrás la resonancia que te mereces. Y cuando hagas una propuesta, ya te la comprará quien le interese, no hará falta que envíes varios emails de última oportunidad para apuntarte.

Te invito a reflexionar sobre todo esto.

Cuando te decía al inicio que me he dado una vuelta por varias webs, como no, he ido a la búsqueda de cosas de las que normalmente hablo (efectividad), lo que me ha llevado a otra reflexión que te contaré en el próximo post.

Photo by Sacha Styles on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *