dibujando en una libreta

La Revisión Semanal en GTD®; parte IV

Llegamos hoy a la parte final de la Revisión Semanal. Hace unas semanas, empezamos aclarando nuestras bandejas de entrada, seguimos con una serie de pasos para revisar nuestro sistema y ponerlo al día, y hoy, vamos a centrarnos en aplicar la creatividad.

Esta parte también es importante y me doy cuenta de ello en cada formación GTD® oficial que imparto. Cuando llegamos a este punto, en el momento de explicarlo, ves cómo los participantes enseguida descubren el valor de dedicar de manera sistemática un espacio de tiempo a pensar «out of the box» -fuera de lo establecido-.

Este momento te permite ir más allá en determinados aspectos de tu vida, profesional o personal. Si normalmente te cuesta «parar para pensar», imagínate lo que cuesta «parar para dejar volar la imaginación». El dichoso «día a día» es el inhibidor perfecto de la creatividad. Creatividad entendida como «plantearse las cosas de manera diferente», o también, «plantearse más cosas». No estamos hablando de la creatividad «artística». Te lo digo porque otra creencia habitual es la de «Uy, yo no soy nada creativo, esto a mí no me aplica».

Empecemos pues. Y con este cuarto post, habremos visto las tres partes de las que se compone una Revisión Semanal completa: «Get Clear», «Get Current» y «Get Creative». En inglés suena aún mejor ¿verdad? 😉

Aplicar la creatividad

Esta parte la dividimos en dos etapas. Empezaremos revisando nuestra incubadora (lista de Algún día/Tal vez) y luego, dedicaremos unos momentos a ser «puramente» creativos.

Revisa la lista Algún día/Tal vez

Revisaremos esta lista, ya que es un buen detonante para esta «creatividad» que estamos buscando. Somos seres esencialmente creativos, por lo que las ideas van surgiendo de manera espontánea a lo largo del tiempo. Si usas GTD®, y capturas siempre todo lo que te llama la atención, seguro que aquí tendrás incubando un montón de estas buenas ideas. Todas ellas esperando a que llegue su momento.

Así que «escanea» esta lista y revisa si hay algún proyecto o acción que tenga sentido activar ahora, y capturalo.

Ten en cuenta que no se trata de «sí o sí» crear nuevos proyectos o nuevas acciones. Respira, disfruta y, si te apetece, ¡adelante! Si no, es que no era el momento.

Aprovecha y borra los elementos que ya no tengan interés. Pueden pasar cosas que hagan que ciertos elementos incubados hayan perdido el sentido.

Sé creativo y valiente

Este es el último paso de tu Revisión Semanal. Has logrado disponer de un rato para estar contigo mismo, has revisado esta «mente externa», está actualizada, tu sensación de control está por las nubes, la perspectiva sobre todos tus asuntos está completa. Te sientes bien, muy bien. Así que antes de volver al dichoso «día a día», es un buen momento para preguntarte:

¿Tengo alguna idea nueva, maravillosa, descabellada, creativa, provocadora y arriesgada que añadir al sistema?

Bien, pues hasta aquí el proceso para llevar a cabo una Revisión Semanal en GTD®. El próximo post lo dedicaré al cierre, con un pequeño resumen y algún que otro «tip».

Y dejaré el último post de la serie para responder a varias de las preguntas frecuentes. Así que si tienes alguna pregunta, no dudes en dejar un comentario en este post.

Photo by rawpixel on Unsplash

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *