Tu eliges si vas a ser efectivo

Imagínate que tienes una reunión de 9:00 a 10:00 y otra de 11:00 a 12:00.

Te queda una hora entre las dos. En esta hora:

Puedes estar un rato pensando sobre que hago ahora, entrar en tu correo electrónico y estar divagando en él durante todo este tiempo.

O bien,

Puedes abrir tu lista Siguientes Acciones, elegir hacer un par de ellas, por ejemplo sacar un listado de clientes y leer un informe. Luego dedicas los últimos 20 minutos, antes de empezar con la siguiente reunión, a aclarar el buzón de entrada de tu gestor de correo electrónico.

Imagínate que tu avión se retrasa un par de horas.

De repente tienes dos «horas perdidas». En estas dos horas:

Puedes maldecir mucho, ponerte nervioso/a, llamar a quien sea para decir que llegas tarde y buscar alguna manera de «matar el tiempo». Coges tu móvil y… redes sociales, correo electrónico y alguna llamada pendiente.

O bien,

Puedes buscar una cafetería tranquilamente, llamar a quien sea para decirle que llegas tarde, y ya que estás con el teléfono en la mano, entras en tu lista @Llamadas, y haces tres llamadas. Después entras en tu lista @Ordenador y eliges con confianza que ha llegado el momento de revisar el borrador de un memorándum que tienes que entregar. Como has sido muy productivo/a, y te sientes bien, decides entrar en tu lista Algún día/Tal vez, te apetece suscribirte a esa revista online de viajes que hace un tiempo te recomendaron, y aún «te sobra tiempo» para leer un rato el último número online antes de embarcar.

Imagínate que estás en la sala de espera del médico y va con retraso.

¡Uf qué agobio!

Puedes hojear las revistas caducadas de la sala de espera o mandar alguna chorrada por WhatsApp.

O bien,

Puedes entrar en tu lista @Cualquier sitio y elegir una siguiente acción que consiste en cambiar tu foto de LinkedIn.

Imagínate que es domingo y tienes planeado ir a la playa, pero llueve.

¡Qué frustrante, lo tenía todo preparado! Y ahora qué hago.

Puedes ponerte frente al televisor, leer un rato, … «matar el tiempo»

O bien,

Pues abrir tu lista @Casa elegir engrasar las bisagras que hace meses que chirrían y ordenar la mesilla de noche. Después, sintiendo que ya has aprovechado el día, miras un rato la tele y luego lees ese buen libro.

Puedes «ir haciendo»

O bien,

Puedes ser efectivo

¿Tiene sentido, verdad?


Photo by Matthew Henry on Unsplash

Comentarios

  1. Luis X. González dice

    Hola Jordi

    Siempre me han gustado los ejemplos prácticos en los posts. Y aquí has dado una buena luz de tomar buenas decisiones en esos huecos de tiempo, y así ir bajando el tamaño a las listas de siguientes acciones.
    Añado unos más: te subes al coche, y revisas qué llamada(s) puedes hacer en el camino, o decides no hacer ninguna y disfrutas del silencio, que también es descanso para la mente.

    Un abrazo!

    • Jordi Fortuny Baduell dice

      Hola Luis, muchas gracias por tu comentario.

      Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas. Y aunque no puse en el post ningún ejemplo al respecto, también puedes elegir no hacer nada y descansar. La confianza en tu sistema y la perspectiva global sobre todos tus asuntos que te proporciona, te permite elegir con confianza que hacer en cada momento. Por lo tanto si eliges no hacer nada, lo harás con confianza, sin estar pensando todo el rato en «debería estar haciendo esto o lo otro…»

      Abrazo!
      Jordi

  2. dice

    Buenas! Aquí Jaír, de EfectiVida.
    Totalmente! Ser efectivo es una decisión. Y añadiría algo: la sensación de haber usado el tiempo “muerto” para realizar acciones que previamente habíamos registrado… no tiene precio.
    Muchas gracias por el artículo. Me gusta mucho el estilo visual sencillo, con márgenes y espacios amplios en blanco.
    Saludos desde Las Palmas!

    • Jordi Fortuny Baduell dice

      Hola Jaír! ¿Qué tal por Las Palmas?

      Muchas gracias por tu comentario. A veces, usar un par de tiempos «muertos» trabajando en tus lista Siguientes Acciones es la diferencia entre llegar a casa, después de la jornada, sintiendo que has trabajado mucho pero no has hecho nada o bien sintiendo que has aprovechado el día…

      Saludos,
      Jordi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *