Una retrospectiva para un camino de efectividad

Cuando se publique este post estaré montado en el AVE de vuelta a casa después de las XIV Jornadas OPTIMA LAB, así que la próxima publicación en el blog será seguro la crónica de lo que se ha cocido durante estos días.

Además, por las fechas en las que estamos, probablemente este sea el último post del año 2019. Esto, unido a un trabajo interno en los blogs que estamos realizando en OPTIMA LAB, me ha provocado un arranque de nostalgia, y me ha apetecido hacer una breve retrospectiva.

La imagen que tiene el blog actualmente ya supuso una revolución. Pasé de lo que era un «divertimento» a tomármelo mucho más en serio. Invertí en el diseño de una imagen gráfica, también en el lanzamiento de una página web decente, pero lo más importante, el cambio más significativo, fue que la consultoría artesana en efectividad se convirtió en una área de responsabilidad. De eso hace aproximadamente cinco años. Así que lo que se está cociendo en este blog va a ser otro síntoma de evolución. No por el simple hecho en sí, sino por todo lo que hay detrás.

Centrándome en el área de responsabilidad de la consultoría artesana en efectividad, los resultados de esta retrospectiva, no están nada, nada mal. De hecho si hace cinco años me lo hubieran contado no me lo hubiera creído. 

He ayudado, a tantas personas como las que viven en mi pueblo, a desarrollar la competencia de la efectividad personal de manera directa en las formaciones GTD® oficiales, tanto con los cursos como en los módulos. He ayudado a descubrir esta competencia a otras tantas personas vía ponencias, colaboraciones varias o con este mismo blog. De todo ello he recibido mucho feedback positivo, sin ir más lejos, el NPS global de todo este trabajo se sitúa por encima del 90. A nivel particular he recibido muchos mensajes de agradecimiento que, honestamente, han significado mucho para mi.

Además me han quedado recuerdos a los que les tengo mucho cariño, y que me van a acompañar mucho tiempo. Sólo para destacar algunos ejemplos: mis primeras Jornadas OPTIMA LAB, la certificación como formador en GTD®, mi primer curso de formación, conocer a David Allen en la GTD® Conference, la primera formación GTD® oficial en abierto en en Barcelona, la invitación a participar con una ponencia en efectividad en un congreso médico, mi primera entrevista en Aprendiendo GTD, la serie de post sobre Todoist… todos ellos han sido pequeños hitos en este camino, pero cada uno de ellos ha significado un gran avance.

Es cierto que no todo ha sido «un camino de rosas», malos momentos también hay. Reflexiones interiores del tipo «a ti quien te mandaba complicarte la vida pudiendo vivir más tranquilo» o, «ahora podrías estar con tu familia celebrando tu cumpleaños» cuando, por culpa del temporal, no puedes coger el avión después de un curso en Galicia. Pero bueno, esto también forma parte del juego.

Desde un punto de vista más cualitativo, el resultado de la retrospectiva es aún mucho más potente. Es una sensación tan abrumadora que me es imposible escribirla. Es habitual que muchas personas terminen confesando que «GTD® les ha cambiado la vida». En mi caso es totalmente cierto, y lo ha hecho por partida doble. 

Por un lado, GTD®, junto con OPTIMA LAB en general y José Miguel en particular, ha sido el eje que ha encauzado, y por donde ha circulado, mi crecimiento personal y profesional durante este periodo. Efectivamente, soy otra persona. 

Por otro, GTD® «itself», sin esta metodología estoy convencido que no habría sido capaz de articular todo lo que ahora mismo está en marcha. Y para mi, es especialmente relevante destacar que lo he podido hacer sin desatender otras áreas de responsabilidad también muy importantes en mi vida.

Basándome en mi experiencia y viendo todo esto, no quiero terminar sin invitarte, o incluso retarte, a que te pongas «manos a la obra» si tienes el «gusanillo» de desarrollar cualquier proyecto personal que te esté dando vueltas por la cabeza. Cualquier «Siguiente Acción» te acercará a ello, no es para nada inasequible, y lo que te va a reportar no se paga con dinero. Te lo prometo. No es sólo teoría, lo tienes más cerca de lo que te parece.

Comments

  1. dice

    Bueno, llego tarde no, lo siguiente, pero lo tenía pendiente en mi sistema y he preferido comentar a dejarlo pasar.
    Creo que ha sido un año espectacular en el que —además de dar pasos de gigante como formador— lo has hecho también como nodo de OPTIMA LAB.
    Te has convertido en tiempo record en un elemento indispensable y un activo catalizador del día a día de la red, y por eso tenía esta acción en mi sistema, para agradecerte públicamente no solo el compromiso, sino también tu ownership y proactividad.
    Estoy seguro de que nos quedan momentos grandiosos por delante y va a ser un placer disfrutarlos juntos.
    Un abrazo

    • Jordi Fortuny Baduell dice

      ¡Muchas gracias José Miguel! ni que hubieras comentado dentro de seis meses, el feedback siempre es un regalo 🙂
      Agradezco profundamente tu comentario, es combustible para hacer más y mejor.
      Abrazo!
      Jordi

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *