Preparados para el impacto en 3, 2, 1…

Vas circulando por tu vida tranquilamente, con las ocupaciones y preocupaciones normales, las vas gestionando, tu flujo de trabajo es aceptable, estas razonablemente feliz… Todo marcha.

En estos momentos tú aún no lo sabes, pero se está gestando algo que, de repente, impactará en tu rutina diaria. La romperá en mil pedazos, tus planes arderán y ese equilibrio tan confortable te parecerá irrecuperable. 

¿Te has preparado para hacer frente a esa situación? ¿No te la estoy descubriendo verdad? ¿Ya lo has vivido antes?

Antes de continuar, advertirte que no pretendo sobresimplificar determinadas situaciones. Todas las personas hemos vivido situaciones extremadamente complicadas, que te pueden hundir y que son muy difíciles de superar. Estos impactos se mueven a un nivel psicológico/espiritual en el que no pretendo entrar en este post, ya que no es una área que domine.

Dicho esto, hay otros impactos —que en realidad son la mayoría— que podemos gestionar a nivel de acción. Situaciones que nos obligan a recalibrar nuestra realidad y a cambiar de rumbo. 

Aplicar —bien— GTD® te prepara para poder afrontar tranquilamente el cien por cien de estas situaciones

¿Y cómo te permite GTD® vivir con tranquilidad estas «sorpresas» que te da la vida? En mi opinión, lo hace fundamentalmente por dos vías: el flujo de trabajo del paso de aclarar y la Revisión Semanal.

Las tres preguntas que «salvan vidas»:

Estas preguntas te permiten aclarar, o lo que es lo mismo, pensar y decidir sobre todos los impactos que lleguen a tu vida. Interiorizarlas y que sean tu manera natural de «enfrentarte» a cualquier situación es fundamental. 

Cualquier «input» puede ser transformado. Puede que en algo tangible (un resultado), accionable (que te permite avanzar hacia donde quieres llegar) o en algo en lo que has decidido que no puedes, o quieres, hacer nada —ahora o nunca—. Sea como sea, queda «aterrizado». De lo desconocido a lo conocido.

Creo que esto es importante hasta tal extremo, que pienso que estaría usando mejor GTD® una persona que sólo ha incorporado este hábito o «mindset», que otra persona que ha creado un «supersistema» de listas, pero que sigue sin aplicar bien el paso de aclarar.

Te decía que también me parece clave, además del flujo de trabajo del paso de aclarar, la Revisión Semanal. En estas situaciones, su importancia reside en que te permite mantener una perspectiva clara y actualizada sobre todos tus asuntos. No hay otra manera de poder calibrar la magnitud del impacto y, por lo tanto, de poder reaccionar proporcionalmente.

De verdad que funciona. Convierte cualquiera de estas situaciones en una oportunidad para practicar, practicar y practicar.

Una vez leí una frase de David Allen —en una de sus continuas referencias a las artes marciales— «Cuando te atacan en un callejón oscuro, es demasiado tarde para practicar tus movimientos».

Photo by DDP on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *