La efectividad se cuece a fuego lento

La semana pasada me pidieron que pensara un poco sobre mi acercamiento a la productividad personal. Como soy muy de «rumiar», no me quedé sólo en