Bendita impuntualidad

¡He entregado el informe una semana antes que terminara el plazo! Ya me tenían en el punto de mira porque normalmente llego puntual a las reuniones,