Efectivitat

El Blog de Jordi Fortuny

Optima infinito

El trabajo (efectivo) del futuro será asíncrono

| tiempo de lectura 3:14'

Sí, lo has leído bien, estoy apostando por el trabajo asíncrono. Hasta ahora pensaba que era el loco que conducía en dirección contraria en la autopista, pero resulta que no, ya que estoy empezando a ver a más personas a las que se les enciende esta bombilla.

Buena parte del debate sobre el nuevo trabajo híbrido se centra en cómo podemos mantener el contacto —continuo— con las personas con las que trabajamos y hacer que nuestros equipos se sientan arropados. Esto por un lado.

Por el otro, también existe el debate, en este caso más bien de puertas hacia dentro, sobre el control. ¿Cómo sabemos que las personas en su casa trabajan? ¿Cómo sabemos que hacen lo que tienen que hacer?

Y será porque en el puesto de trabajo no se pierde el tiempo… 😉 No obstante, es un miedo muy real entre algunas personas que lideran equipos.

A esto le podemos añadir que nos hemos dejado llevar por el boom tecnológico de las herramientas colaborativas, y la filosofía/marketing de las modernas startups —empezando por Google— que nos venden los open spaces y los anfiteatros en las oficinas como las claves para obtener una ventaja competitiva.

¡Oh! Es que si no nos encontramos espontáneamente en el pasillo no tendremos ideas. Déjame que me ría un poco. Y ni que fuera así, estas ideas luego se tienen que currar… y como no se las curre alguien en la intimidad de su despacho, malamente.

En mi opinión, esto está contaminando el debate sobre cómo tiene que ser el trabajo del futuro, llamémoslo híbrido, descentralizado o lo que sea…

Creo firmemente que con estos tópicos hemos perdido el norte y estamos a punto de crear un engendro.

En realidad, y en lo que a trabajar se refiere, todo esto son paparruchadas. Lo relevante es que una persona que tiene la atención dispersa es imposible que sea efectiva.

No va a hacer nunca un trabajo bien hecho si no dispone de grandes bloques de tiempo continuo y tranquilo. ¿Y dónde mejor para encontrar ese espacio que aislados en una cueva? Te aseguro que no es trendy, pero una cueva es muy, muy efectiva.

Que no te engañen. El trabajo principal de los profesionales del conocimiento se realiza asíncronamente. Y es sólo un pequeño porcentaje el que necesitas para relacionarte con otras personas.

Y estamos en las antípodas. Todo el día de reuniones o en los chats. El lobby tecnológico nos la ha colado con sus herramientas de destrucción masiva de la atención.

Lo que aportó a nuestra productividad fueron los procesadores de texto o las hojas de cálculo… para nada las herramientas de trabajo colaborativo.

Que una persona pueda trabajar desde la cama no es problema. Da igual desde dónde trabaje. Mientras haga las cosas correctas, correctamente (Drucker dixit).

Si eres manager, deja de obsesionarte con que estén localizables y céntrate para conseguir precisamente esto: que las personas hagan lo que aporta valor y que lo hagan bien. Y para eso necesitan que su atención se mantenga intacta. El trabajo asíncrono no es malo.

Deja el mucho lerele para poco lirili, es decir, encontrar cómo mantener a tu equipo permanentemente conectado, y céntrate en la esencia para poder hacer bien el trabajo del conocimiento: que todas las personas dispongan de «espacio mental», sin ruido. 

Cada vez que tengas el impulso de pulsar el botón de «Reunirse ahora» reflexiona, ¿esta interrupción vale lo que cuesta?

La comunicación síncrona parece que nos impulsa en el trabajo, que nos da agilidad, y también nos da sensación de control (y, por cierto, termina fomentando el sentimiento de Culpa Virtual que te explicaba en este post). Es un espejismo.

Te recomiendo impulsar la accountability, la responsabilidad. Que cada persona tenga claro lo que se espera de ella, y a partir de aquí aplicarte el no news, good news. Fomentar que cada persona sea responsable de sus proyectos, que si necesita algo ya pedirá, y te aseguro que si dispone de esos momentos de trabajo tranquilo, todo va a llegar antes, y bien hecho.

Y si es indispensable —que lo es— socializar, pues socialicemos, pero vayamos de cara, no intentemos colar el socializar convocando reuniones por temas varios. Quedamos el viernes un rato y nos echamos unas risas en un Teams.

Como dice Susan Wojcicki (Directora ejecutiva de YouTube): «Trabaja inteligentemente, termina las cosas». Y para terminar las cosas, deja a la gente tranquila.

El trabajo asíncrono es la mejor garantía para conseguir las cosas y mejor hechas. E incluso mucho antes que fijando plazos. Con un plus: el bienestar de las personas. 

Comentarios

ALBERTO avatar
ALBERTO


Totalmente cierto!!!! Y me encanta eso de las herramientas de destrucción de la atención... espera que tengo una notificación de Teams... luego sigo :-)

Jordi Fortuny avatar
Jordi Fortuny


Jajajajaja... no te he podido responder hasta ahora, porque estaba de reuniones... jajajaja

Todo el contenido de Efectivitat, el Blog de Jordi Fortuny, está bajo una Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (Reconocimiento - Compartir bajo la misma Licencia).

2012-2021 Jordi Fortuny - Algunos derechos reservados

Ir al contenido