Efectivitat

El Blog de Jordi Fortuny

Optima infinito

20 trucos gratis para conseguir más tiempo

| tiempo de lectura 3:54'
trucos para conseguir más tiempo

Hoy he perdido la vergüenza y he puesto un título al post rollo clickbait. ¿Si todo el mundo lo hace, porque yo no? jajajaja. Conseguir más tiempo y gratis, ¿te llama, verdad?

Aunque no he utilizado esta estrategia para lo que se usa habitualmente, es decir, para conseguir más tránsito o más clientes, ni nada por el estilo. Lo he hecho sencillamente para demostrarte que tus impulsos naturales muchas veces van en contra de tu efectividad.

¿Cuántas veces te has dejado llevar, le has dado al clic, e inmediatamente lo has cerrado porque es una soberana tontería lo que te encuentras? Y lo más duro —y relevante—, ya sabes por experiencia que estos titulares normalmente son engañosos, pero ese niño de siete años que tod@s llevamos dentro sigue impulsándote a curiosear.

Este es solo un pequeño ejemplo para llevar el agua a mi molino. El mundo es un campo de minas para nuestra atención. Nuestra tendencia natural es a dispersarla, a centrarnos en lo último, lo más llamativo —por ejemplo el título de este post— o lo más ruidoso.

Y no se puede ser una persona efectiva teniendo la atención dispersa.

Pero como no soy un caradura, efectivamente te voy a dejar veinte trucos para conseguir más tiempo. Bueno, en realidad no vas a conseguir más tiempo, porque los días tienen únicamente 24 horas. Ni tampoco son trucos, son hábitos. En realidad lo que te voy a plantear son veinte hábitos que te van a permitir ser una persona más efectiva.

En esencia, lo que pides, no es tiempo, es libertad para elegir qué haces en cada momento. Libertad para poder trabajar inteligentemente y así vivir mejor.

También te anticipo que te va a parecer que es una lista con poco glamour, de cosas evidentes y que ya sabes. Porque estoy seguro de que estás buscando la piedra filosofal. Pero esta no existe.

Efectivamente, son cosas que están delante de tus narices; sin embargo, por muy evidentes que sean, muy pocas personas las aplican. Son naturales y de sentido común, no obstante en el mundo en el que vivimos, nos parecen contraintuitivas.

Bien vamos al tajo, veinte cosas que puedes hacer desde ya para mejorar tu efectividad:

  1. Para gestionar tu backlog:
    1. Busca un rato, prepárate un café o un tentempié que te guste, coge papel y lápiz y apunta todo lo que mantengas —haciéndote ruido— en la cabeza.
    2. Una vez tengas esta lista, decide qué puede esperar y qué no. Y con lo que no pueda esperar, decide y, sobre todo, concreta qué vas a hacer.
    3. Échale un vistazo a tu calendario, bloquéate el próximo espacio de tiempo que esté libre y comprométete a respetarlo. Cuando llegue el momento: teléfono en modo avión y correo electrónico cerrado. Y haz aquello que tienes que hacer, que te está comiendo la moral y no encuentras nunca el momento.
    4. Piensa en qué momento del día tienes tu pico de energía. Vuelve a tu calendario y pinta/señala como quieras esta franja horaria (todos los días, hasta donde puedas). Lucha siempre por ella, es tu tesoro, y tu momento para «quitarte trabajo de encima». Y respétala, no la aproveches para irte a Facebook.
  2. Para gestionar tus compromisos:
    1. Habla con tu jefe/a sobre todo lo que crees que él/ella hace y que te impide ser una persona efectiva. Negocia. Seguro que si aportas más valor, te lo compra. Además: tu jefe/a no siempre tiene la culpa.
    2. Los clientes tampoco tienen la culpa. También puedes educarlos y negociar con ellos.
    3. Cuando te pidan algo, nunca digas SÍ a la primera. Enfríalo, reevalúa tus compromisos y luego ya vas viendo qué contestas.
    4. En el momento que tengas que hacer algo, tómate el tiempo necesario para clarificar exactamente qué tienes que hacer. Si lo consideras conveniente presenta un boceto. ¿No te ha pasado nunca que entregas cosas que no son exactamente lo que te habían pedido? Las prisas son un mal hábito.
    5. Nunca te autoimpongas plazos para conseguir las cosas. Muévelo poco a poco, pero sostenidamente. Es la manera de llegar siempre a tiempo.
    6. Trocea mucho y tacha mucho. Los elefantes se comen a bistecs.
  3. Para convivir con las herramientas:
    1. Programa tu correo electrónico para que refresque a intervalos de una hora.
    2. Corta las conversaciones por correo electrónico o no tengas nunca prisa para contestar. Esta no es una herramienta de comunicación síncrona, aléjate de su dependencia.
    3. Cuestiónate el uso de los chats… ¿No es mejor una llamada rápida? Cada vez chateamos más y hablamos menos.
    4. Desactiva todas las notificaciones de tus dispositivos, y a partir de ahora contesta siempre NO cuando una app te pida activarlas.
    5. Sistematiza la consulta de apps donde te puedan estar llegando notificaciones, ves tú a ver lo que hay cada cierto tiempo, no tienes por qué estar conectad@ todo el rato.
    6. Cuestiónate el aceptar todas las citas de reuniones que te llegan. Tu calendario es sagrado.
  4. Para siempre: la cuádrupla mágica:
    1. Escúchate
    2. Cuídate
    3. Prémiate
    4. Vive

Aquí están solo algunas cosas de las que, en mi experiencia, si las aplicas, te pueden reportar un mayor retorno. Con ellas puedes conseguir irte a casa después del trabajo con la sensación de que has aprovechado el día. Ya ves que no se trata de conseguir tiempo, se trata, en esencia, de reeducar tu atención.

De todos modos seguro que hay más, te invito a compartirlas en los comentarios. ¡Muchas gracias!

Photo by RODOLFO BARRETO on Unsplash

Todo el contenido de Efectivitat, el Blog de Jordi Fortuny, está bajo una Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (Reconocimiento - Compartir bajo la misma Licencia).

2012-2021 Jordi Fortuny - Algunos derechos reservados

Ir al contenido